lunes, 7 de junio de 2010

Bleak House (Casa desolada) de Charles Dickens

Bleak House es la novena novela de Charles Dickens, publicada por veinte entregas entre marzo de 1852 y septiembre de 1853. Es considerada una de sus mejores y más completas novelas y contiene uno de los más grandes, complejos y engarzados conjunto maravilloso de personajes y subtramas de toda su obra.

Dickens cuenta todo esto por medio de la narración de la heroína de la novela, Esther Summerson, y de un narrador omnisciente. Entre los personajes memorables se encuentra el abogado Tulkinhorn, el encantador pero deprimente John Jarndyce y el infantil Harold Skimpole. La trama se refiere a una larga disputa legal (Jarndyce y Jarndyce), que tiene consecuencias de largo alcance para todos los involucrados. El ataque de Dickens contra el sistema judicial inglés está en parte basado en su propia experiencia como empleado de leyes. Su representación dura del proceder lento y anticuado de la Cancillería da voz a la amplia frustración con el sistema, y es con frecuencia considerada como una ayuda a que finalmente fuera reformado en la década de 1870. De hecho, Dickens escribe mientras la Cancillería está siendo reformada, sus referencias a instituciones abolidas en 1842 y 1852 hacer pensar que la obra en realidad fue escrita con anterioridad a 1842. De todos modos, se podría discutir si esta datación es consistente con algunos de los temas de la novela.

Como es habitual en él, Dickens toma muchos personajes y lugares reales, pero los transforma en su novela. La filantrópica Señora Jellyby, que se preocupa de proyectos lejanos mientras olvida sus tareas con su propia familia, es una crítica a las activistas feministas como Caroline Chisholm. Mucha gente opina que el "infantil" pero claramente inmoral personaje de Harold Skimpole es un retrato de Leigh Hunt pero siempre fue negado por Dickens. El señor Bouythorn, amigo del señor Jarndyce, está basado en el escritor Walter Savage Landor. La novela incluye también uno de los primeros detectives que aparecen en la ficción inglesa, el señor Bucket. Este personaje está probablemente basado en el inspector Charles Frederick Field del entonces recientemente creado Departamento de Detectives de Scotland Yard. Dickens escribió varios artículos periodísticos sobre el inspector y el trabajo de los detectives en Household Words.

3 comentarios:

  1. Me gusta Dickens por su critica social, pero me ha sentado fatal que criticase a las activistas femeninas, fueron las que pusieron los pilares de los derechos de los que actualmente gozamos las mujeres, aunque no apruebo todos los metodos que utilizaron, como el de destrozar a hachazos a Venus ante el espejo de Velazquez con la escusa de que los hombres la miraban como bobos, eso es la estupidez más grande de la historia, cundo se ataca al arte, es que no se tienen argumentos.
    Besos Rocio:), y pasate por mi blog Rincon de Jane Austen para recoger un premio que te he dejado.

    ResponderEliminar
  2. He leido muchas obras de Dickens aunque no es de mis preferidos...demasiado realista a veces..., cuando leo prefiero evadirme un poco... recuerdo Grandes esperanzas,La pequeña Dorrit,Historia de dos ciudades, Canción de Navidad...David Copperfield no lo acabé de leer y Oliver Twist ni lo intenté sabiendo lo que me iba a encontrar...No he leido la obra de la que nos hablas hoy así que no estaría mal intentarlo este verano que es cuándo encuentro tiempo para leer y siempre me gusta elegir algún clásico
    El verano pasado estuve leyendo a Balzac y la verdad es que me gustó mucho .Gracias por mantenerme informada literariamente.Besos

    ResponderEliminar
  3. No la conocía asi que gracias, por la recomendacion.
    Un saludo

    ResponderEliminar