jueves, 17 de junio de 2010

Madrid recupera el museo del Romanticismo

Una de las salas del Museo del Romanticismo en Madrid


Tras más de nueve años cerrado y ocho en obras por fin el Museo Romántico ha vuelto abrir sus puertas al público con un nuevo nombre, Museo Nacional del Romanticismo, lo que le otorga una nueva categoría como institución estatal cuyo objetivo es convertirlo en un referente cultural de primer orden, emparejado con otras casas museo europeas de similares características.El origen de la institución se remonta a 1921 cuando el Marques de la Vega – Inclán donó al Estado su importante colección de piezas románticas.


Ahora, más de ochenta años después de su primera inauguración y tras una inversión de más de 9 millones de euros por parte del Ministerio de Cultura, el Museo Nacional de Romanticismo vuelve abrir sus puertas ofreciendo un plan museológico completamente renovado gracias al que los visitantes podrán acercarse a la época del romanticismo de una manera íntima, recorriendo las distintas estancias personales de una residencia típica de la alta burguesía del siglo XIX . Además el nuevo planteamiento museográfico del museo propondrá dos recorridos esenciales en su exposición permanente:
El primero de ellos será un recorrido ambiental, característico de las casas museo, en el que el visitante podrá hacerse una idea de cómo se desarrollaba la vida casera de la burguesía del XIX, recorriendo las distintas estancias públicas de la casa, como el salón de baile, donde podrá contemplar un fantástico piano que perteneció a Isabel II , o el salón de fumadores, exclusivo para los hombres y decorado con lienzos de temas orientalizantes o exóticos firmados por nombres tan relevantes como Villamil, Lameyer o Carlos Haes. Pero el visitante también podrá introducirse en las estancias más privadas e íntimas de la casa como el oratorio, donde se encuentra una de la piezas estrella de la colección del museo, el lienzo de Goya “San Gregorio Magno”, la habitación de los niños, llena de juguetes de la época, los dormitorios de las damas decorados con gran coquetería o la habitación masculina en la que podrá ver curiosos objetos de higiene, como el estuche de higiene de Fernando VII o su “Trono” evacuatorio, entre otras muchas curiosidades.

El segundo recorrido que plantea este nuevo montaje sigue un criterio temático y muestra distintas cuestiones de la época romántica, desde cuestiones políticas, sociales o hechos históricos, hasta cuestiones artísticas, musicales y literarias en las que se abordan temas típicamente románticos como el costumbrismo, el orientalismo, el medievalismo, la imagen del artista o el suicidio romántico.

Este interesante recorrido bilateral termina en una sala donde el visitante podrá sentarse a leer, charlar o jugar con cuatro de las pantallas interactivas en las que se proponen distintos juegos y preguntas sobre algunos de los temas del museo y que, al contrario de lo que suele pasar con las actividades interactivas, son muy sencillas de usar y tremendamente divertidas.
Como colofón final el visitante podrá contemplar una fantástica maqueta del edificio, ideada como una gran casa de muñecas en la que poder asomarse a cada una de las ventanas para ver distintas escenas del interior de la casa y que seguro hará las delicias de los más pequeños.
Además con el fin de proporcionar una correcta interpretación de los distintos contenidos y hacer la visita lo más productiva e interesante posible, el museo cuenta con un formidable material de apoyo como los cuadernillos de sala, audioguías, signoguías, folletos y juegos.

Sin duda la reapertura del Museo Nacional del Romanticismo enriquecerá el panorama cultural local y además aumentará la oferta museística nacional con este recogido, curioso y coqueto museo que sin duda hará las delicias de todos sus visitantes además de ser un centro de referencia para cualquier clase de estudio sobre el romanticismo español.


5 comentarios:

  1. Que preciosidad de lugar, tengo que ir a visitarlo, pero lo malo es que esta en la capital...bueno...algun dia.
    Esta muy bien que se hagan estas cosas en España, porque a veces da la sensacion de que el Romanticismo es cosa de Inglaterra, pero aqui tambien hubieron autores y obras, por ejemplo Goya en su primera etapa.
    Besos:)

    ResponderEliminar
  2. Un lugar digno de visitar, lástima que me quede un poco lejos... en fin, que si algún día me paso por la capital del país ya se un lugar de visita obligada.

    Me fascinó ya la imagen de encabezado, con esos cuadros y butacas...

    Estoy con Scarlett, da la impresión de que en España no existía esa elegancia, ese saber estar de la época Romántica por excelencia, y para nada es cierto. Queda patente en los diversos autores y pintores de la época, que en sus obras plasmaron una sociedad igualmente pintoresca y llena de ensoñaciones: véase los hermanos Bécquer, Espronceda, Goya, Larra, mi querida Rosalía... etc

    Saludos y magnífica entrada, como es habitual

    ResponderEliminar
  3. Me iría a visitarlo esta misma tarde si pudiera...Estoy segura de que disfrutaría muchísimo ahí dentro sentada en una de esas preciosas butacas contemplando todas las maravillas que alberga.
    Un beso

    ResponderEliminar
  4. Oh! lo has planteado de rechupete!, como el que se toma un helado de fresa y nata y con cada chupetazo quiere más y más... pero... cómo sabes con tanto detalle sobre el asunto... cuéntanos el por qué de tu gran sabiduría sobre el museo del romanticismo madrileño...
    Gracias, lo visitaré encantada...
    ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥

    ResponderEliminar
  5. Gracias amigas que os haya gustado mi entrada.La verdad que el museo es bellisimo, si quereis verlo gratis siempre son los sabados..

    Besos..

    ResponderEliminar