miércoles, 6 de julio de 2011

Jane Austen de niña

Jane era una ñiña tímida y muy unida a sus hermanos (corría con ellos por los campos, jugaban en el granero, subían a la colina cercana..) pero sobre todo a su querida hermana Cassandra. Pero Jane era también fuerte, nada sentimental y con un gran sentido del humor. La familia estaba muy unida y el reverendo Austen logró no solo ser maestro de sus hijos sino también su amigo. Poseía además una gran biblioteca, que más tarde haría las delicias de Jane. La infancia de Jane se desarrolló, por tanto, en un ambiente de afecto y cariño.


Con siete años fue enviada a un internado en donde desgraciadamente enfermó de cierta gravedad. Su madre fue hasta allí y, una vez curada, regresaron las dos a casa. Jane permaneció feliz en el hogar familiar todo el año de 1784. Y se pasaba tiempo y tiempo en la biblioteca de su padre leyendo, perfectamente en inglés ya y algo en francés. Sin embargo, volvió a ser enviada a otro internado a Reading al final de ese año ; allí adquirió las enseñanzas básicas para una niña y algo de teatro, al que era muy aficcionada la directora del mismo, madame La Tournelle. Un año después, en 1776, Jane volvía a casa. Su educación había terminado. Tenía 11 años.

Y en casa empezaron las representaciones teatrales, respaldadas por la prima Eliza. La diversión en la casa estaba garantizada. Y los años pasaban entre visitas familiares, bobas de uno y otro hermano, pequeñas excursiones, compromisos sociales, algunos bailes, que tanto gustaban a Jane, la lectura de la biblioteca paterna (sin ningún tipo de restricción) y la escritura "Amor y amistad" fue escrito con apenas 14 años...

1 comentario:

  1. Cuánto debió Jane disfrutar en aquella idílica e imagino gran biblioteca de su padre!!! A mí me entusiasman las bibliotecas y tengo por costumbre visitar todas las que puedo, tanto públicas como privadas. En un pueblo cercano al mío, un señor inteligentísimo, extravagante y muy muy culto, posee una casa del siglo XVII que ha restaurado y en ella ha puesto su enorme biblioteca. No te puedes imaginar los tomos que posee de todas las épocas!! Para una amiga y para mí cuando la visitamos fue un día especial que jamás olvidaremos. Además en la casa también tiene una casa antigua de muñecas que es imposible de explicar con palabras lo bonita y especial que es.

    Besos!!
    Ana.

    ResponderEliminar