miércoles, 7 de noviembre de 2012

La pequeña Nell y Quilp_Charles Dickens




Las desdichas de Little Nell vinieron inspiradas por la muerte de la cuñada de Dickens, Mary Hogarth, de 17 años, a quien el escritor adoraba. Dickens escribió 'La tienda de antigüedades' en forma de tragedia. El desenlace estaba anunciado. Los lectores, que se lo temían, pidieron al novelista que rectificara el ritmo en cada nueva entrega, pero no pudo ser: él admitió que no quería matarla, pero debía completar la estructura. E Inglaterra rompió en lágrimas. Qué mayor prueba de la fuerza de sus personajes. Nell vivía junto a su abuelo y ambos huían del enano Quilp, un personaje repulsivo, más detestable que otros 'malos' de Dickens, como Fagin o Scrooge. Pero lo cierto es que es él quien anima la historia con sus salidas de tono, su humor salvaje y su trato cruel.


Nell no fue la única 'little' de Dickens: en 'La pequeña Dorrit' nos cuenta la historia de William Dorrit, un antiguo caballero que lleva tanto tiempo en la cárcel para deudores de Marshalsea que sus hijos —Fanny, el vago Edward y la sacrificada Dorrit— han crecido en ella. En esta novela, Dickens hace una descripción detallada de la vida en prisión, fruto de su propia experiencia cuando su padre fue encarcelado por impago y la familia tuvo que vivir allí

No hay comentarios:

Publicar un comentario