viernes, 27 de enero de 2012

George Meredith

George Meredith (Portsmouth (Inglaterra), 12 de febrero de 1828 - Box Hill (Inglaterra), 18 de mayo de 1909) fue un novelista y poeta inglés durante la época victoriana. Meredith nació en Portsmouth, en el seno de una adinerada familia de Hampshire. Su madre murió cuando él tenía cinco años. A los 14 años, fue enviado a estudiar al Institut der Herrnhuter Brüdergemeine en Neuwied (Alemania), en donde permaneció dos años. Posteriormente, enseñó leyes y trabajó como procurador. Sin embargo, abandonó la profesión para dedicarse al periodismo y a la poesía poco después de casarse con Mary Ellen Nicolls, quien era 9 años mayor que él. En 1851, publicó Poems, su primer libro, en el cual recolectaba los poemas que había publicado previamente en revistas. En 1858, su esposa lo abandonó por el pintor Henry Wallis, pero ella murió tres años más tarde. Esta experiencia lo inspiró para escribir una colección de sonetos titulada Modern Love (1862) y su primera novela The Ordeal of Richard Feverel. En 1864, se casó con Marie Vulliamy y se mudó a Surrey. Meredith continuó escribiendo novelas y poemas, generalmente inspiradas por la naturaleza. Meredith es conocido por el uso de la comedia en sus obras, incluyendo el libro Essay on Comedy (1877) y en la novela The Egoist (1879). Muchas de sus obras criticaban la sumisión de las mujeres durante la época victoriana. Para suplementar su salario de escritor, . Meredith también trabajaba en la editorial Chapman & Hall; esto le permitió conocer y entablar amistades con numerosas personalidades literarias de la época como Dante Gabriel Rossetti, Algernon Charles Swinburne, Leslie Stephen, Robert Louis Stevenson, George Gissing y James Matthew Barrie.Las obras de Meredith se mofan los modales de los gentlemen, íconos de la sociedad británica, pero denuncia también la hipocresía de los modales y de las actitudes masculinas, el esnobismo, la pedantería, el redichismo, la ignorancia. Valiéndose de lo cómico, Meredith desnuda de hipocresía los defectos de las apariencias humanas en la época victoriana, sus falsas virtudes y todo el fardo de apariencias que la caracteriza. Óscar Wilde, en su ensayo La decadencia de la mentira (The Decay of lying) declara que Meredith es, con Honoré de Balzac, su novelista preferido: «Que podría definir este estilo... un caos iluminado de relámpagos». Entre sus obras más notables figuran La ordalía de Ricardo Feverel, Diana de las encrucijadas, El egoísta, La carrera de Beauchamp, Rhoda Fleming, Los comediantes trágicos, El matrimonio asombroso, etcétera. Recibió numerosos reconocimientos por su trabajo. Sucedió a Alfred Tennyson como presidente de la Society of Authors. En 1905, fue condecorado por Eduardo VII con la Orden de Mérito del Reino Unido. Meredith murió en 1909 en su hogar en Box Hill.

martes, 10 de enero de 2012

Una última palabra (A last word, Ernest Christopher Dowson)

Vayamos entonces: la noche está a nuestro alcance;
El día yace exhausto, todas las aves han volado;
Y nosotros hemos cosechado la siembra de los dioses;
Muerte y desesperación, honda oscuridad sobre la tierra
Jóvenes como el búho, no podemos comprender
Ni el llanto ni la risa, pues sólo conocemos la vanidad:
Que ha impulsado nuestra perversa desolación.

Vayamos entonces: hacia un ignoto sitio, extraño y frío;
A las Tierras Vacías, donde los justos e injustos
Encuentran su fin, donde descansan los viejos;
Liberados del amor, del miedo y la lujuria.
Unamos las manos desgarradas, roguemos al suelo que rodee
Nuestros corazones enfermos y los disuelva en polvo.


Ernest Christopher Dowson (1867-1900)

sábado, 7 de enero de 2012

Stefan Zweig

Stefan Zweig (Viena, Austria, 28 de noviembre de 1881 - Petrópolis, Brasil, 22 de febrero de 1942) fue un escritor austríaco de la primera mitad del siglo XX.
Sus obras fueron de las primeras en protestar contra la intervención de Alemania en la segunda guerra mundial. Fue muy popular durante las décadas de 1920 y 1930. Escribió novelas, relatos y biografías, entre las más conocidas están las de María Estuardo y la de Fouché, una obra mitad biografía y mitad novela histórica muy interesante sobre un personaje que nadie ha enriquecido ni antes ni después de Zweig. Otra de sus biografías, la dedicada a María Antonieta, fue adaptada al cine en Hollywood. Tras su suicidio en 1942, su obra fue perdiendo fama progresivamente.
No tiene parentesco ni con el escritor Arnold Zweig ni la escritora alemana Stefanie Zweig (nacida en 1932). Zweig fue hijo de una familia judía acomodada: su padre, Moritz Zweig, fue un acaudalado fabricante textil; y su madre, Ida Brettauer Zweig, hija de una familia de banqueros italianos. Estudió en la Universidad de Viena en la que obtuvo el título de doctor en filosofía. También realizó cursos sobre historia de la literatura, que le permitieron codearse con la vanguardia cultural vienesa de la época. En este ambiente, hacia 1901, publicó sus primeros poemas, una colección titulada Silberne Saiten ("Cuerdas de plata"), mostrando la influencia de Hugo von Hofmannsthal y Rainer Maria Rilke. En 1904, apareció su primera novela, género de especial frecuencia en su carrera. Zweig desarrolló un estilo literario muy particular, que aunaba una cuidadosa construcción psicológica con una brillante técnica narrativa.
Además de sus propias creaciones en teatro, periodismo y ensayo, Zweig trabajó en traducciones de autores como Paul Verlaine, Charles Baudelaire y Émile Verhaeren.
Panorámica de la Calle Stefan Zweig, Kapuzinerberg, Salzburgo, Austria.En 1910, visitó La India y en 1912, Norteamérica. En 1913 se estableció en Salzburgo, donde habrá de vivir durante casi veinte años. Durante la Primera Guerra Mundial, y luego de haber servido en el ejército austríaco por algún tiempo (como empleado de la Oficina de Guerra, pues había sido declarado como no apto para el combate) se exilió a Zúrich gracias a sus convicciones antibelicistas influenciadas por Romain Rolland, entre otros. De este período es Jeremiah, obra antibélica que escribió mientras estaba en el ejército, publicada durante su exilio en Suiza. Esta pieza teatral bíblica inspirada en la guerra europea fue exhibida en Nueva York hacia 1939.
De inmediato se radicó en Suiza, donde trabajó como corresponsal para la prensa libre vienesa, y produjo algunos trabajos en diarios húngaros. Gracias a sus amistades, entre las que estaban Hermann Hesse y Pierre-Jean Jouve pudo publicar sus visiones apartidistas sobre la turbulenta realidad europea de aquellos días. Conoció a Thomas Mann y a Max Reinhardt.La solvencia económica de su familia le permitió su gran pasión: viajar; así adquirió la gran consciencia de tolerancia que ha quedado plasmada en sus obras, las primeras en protestar en contra de la intervención de Alemania en la guerra. Después del armisticio de 1918 pudo retornar a Austria: volvió a Salzburgo, donde en 1920 se casó con Friderike Maria Burger von Winternitz, una admiradora de su obra, a quien había conocido ocho años antes.Como intelectual comprometido, Zweig se enfrentó con vehemencia contra las doctrinas nacionalistas y el espíritu revanchista de la época. De todo eso escribió en una larga serie de novelas y dramas, en lo que fue el período más productivo de su vida. El relato histórico Momentos estelares de la humanidad, que publicó en 1927 se mantiene entre sus libros más exitosos.En 1928, Zweig viajó a la Unión Soviética. Dos años después visitó a Albert Einstein en su exilio en Princeton. Zweig cultivaría la amistad de personalidades como Máximo Gorki, Rainer Maria Rilke, Auguste Rodin, y Arturo Toscanini.
En 1934, publicó su triple biografía Mental Healers, a la vez un ensayo sobre los orígenes de la Ciencia Cristiana (religión espiritualista fundada por Mary Baker Eddy) y el psicoanálisis.Tras el aumento de la influencia nacional socialista en Austria, Zweig se trasladó un tiempo a Londres; ya por entonces se vio en dificultades para publicar en Alemania, pese a lo cual pudo escribir el libreto para Die schweigsame Frau, ópera del compositor Richard Strauss.Definido como «no ario», fue defendido por Strauss, quien se negó a eliminar el nombre de Zweig como libretista del cartel de la obra Die Schweigsame Frau (La mujer silenciosa), estrenado en Dresde. Hitler rehusó ir al estreno, como estaba planeado, y poco tiempo después, tras sólo tres representaciones, la obra fue prohibida. La religión judía no fue parte de su educación. En una entrevista sostuvo: "Mi madre y mi padre eran judíos sólo por un accidente de nacimiento".
Sin embargo, una de sus novelas, El Candelabro Enterrado narra la historia de un judío, que hizo del objetivo de su vida el preservar la menorá. Si bien sus ensayos en política fueron publicados por la casa Neue Freie Presse, cuyo editor literario era el líder sionista Theodor Herzl, Zweig nunca se sintió atraído por ese movimiento.Postal de Stefan Zweig con su dedicatoria el 24 de febrero de 1927.En 1934, inició viajes por Sudamérica.En 1936, sus libros fueron prohibidos en Alemania por el régimen nazi.
En 1938, se divorció de su primera esposa. Al año siguiente se casó con Charlotte Elisabeth Altmann y, tras el inicio de la guerra, Zweig se trasladó a París. Poco después, viajó a Inglaterra, en donde obtuvo la ciudadanía. Vivió en Bath y Londres antes de viajar a los Estados Unidos, República Dominicana, Argentina y Paraguay, con motivo de un ciclo de conferencias.
Después de la publicación de su Novela de ajedrez en 1941 se mudó a Brasil, donde escribió La tierra del futuro (1941). En esta obra, examina la historia, economía y cultura del país. Citando a Américo Vespucio, describe cómo los primeros navegantes europeos vieron al Nuevo Mundo:"Si el paraíso existe en algún lado del planeta, ¡no podría estar muy lejos de aquí!"
En Petrópolis, junto a su esposa, desesperados ante el futuro de Europa y su cultura (después de la caída de Singapur), pues creían en verdad que el nazismo se extendería a todo el planeta, un 22 de febrero, se suicidaron. Zweig había escrito:
"Creo que es mejor finalizar en un buen momento y de pie una vida en la cual la labor intelectual significó el gozo más puro y la libertad personal el bien más preciado sobre la Tierra." Su autobiografía El mundo de ayer, con publicación póstuma hacia 1944, es un panegírico a la cultura europea que consideraba para siempre perdida. Trabajó durante más de veinte años en su Momentos estelares de la humanidad que retrata los 14 acontecimientos de la historia mundial más importantes desde su punto de vista. Concedía particular importancia al ritmo del relato; en sus propias palabras: "... el inesperado éxito de mis libros proviene, según creo, en última instancia de un vicio personal, a saber: que soy un lector impaciente y de mucho temperamento. Me irrita toda facundia, todo lo difuso y vagamente exaltado, lo ambiguo, lo innecesariamente morboso de una novela, de una biografía, de una exposición intelectual. Sólo un libro que se mantiene siempre, página tras página sobre su nivel y que arrastra al lector hasta la última línea sin dejarle tomar aliento, me proporciona un perfecto deleite. Nueve de cada diez libros que caen en mis manos, los encuentro sobrecargados de descripciones superfluas, diálogos extensos y figuras secundarias inútiles, que les quitan tensión y les restan dinamismo."
Si bien fue uno de los más conocidos y reputados escritores entre 1930 y 1940, desde su muerte y a pesar de la importancia de su obra, ha sido gradualmente olvidado. Existen importantes colecciones de Zweig en la Biblioteca Británica y en la Universidad Estatal de Nueva York en Fredonia. La primera es el resultado de una donación de sus apoderados en mayo de 1986 e incluye una gran variedad de elementos de sorprendente rareza, entre ellos el catálogo de las obras mozartianas de propio puño y letra del compositor (Verzeichnis). Zweig escribió novelas, historias cortas, ensayos (políticos o literarios), dramas y varias biografías, de las cuales la más famosa es la de María Estuardo. Fue publicada en alemán como Maria Stuart y en inglés como (The) Queen of Scots or Mary, Queen of Scotland and the Isles. En algún momento, sus trabajos fueron publicados en los países anglosajones bajo el seudónimo de "Stephen Branch" (traducción literal de su apellido), en tiempos donde el sentimiento antigermánico estaba en su apogeo. Su biografía de la reina María Antonieta fue luego adaptada a una película de Hollywood protagonizada por la actriz de la Metro Goldwyn Mayer Norma Shearer en el papel principal.
Cabe destacar su especial aportación al estudio de Dostoievski, al que admiraba profundamente hasta considerarlo como uno de los más grandes escritores de la historia.

viernes, 6 de enero de 2012

Hermanos Grimm

Los hermanos Grimm es el término utilizado para referirse a los escritores Jacob Grimm (1785-1863) y Wilhelm Grimm (1786-1859). Fueron dos hermanos alemanes célebres por sus cuentos para niños y también por su Diccionario alemán, las Leyendas alemanas, la Gramática alemana, la Mitología alemana y Cuentos de Grimm, lo que les ha valido ser reconocidos como fundadores de la filología alemana.La ley de Grimm recibe en su nombre de Jacob Grimm.
Jacob Grimm (1785-1863) y su hermano Wilhelm (1786-1859) nacieron en la localidad alemana de Hanau (en Hesse). A los 20 años de edad, Jacob trabajaba como bibliotecario y Wilhelm como secretario de la biblioteca. Antes de llegar a los 30 años, habían logrado sobresalir gracias a sus publicaciones.Fueron profesores universitarios en Kassel (1829 y 1839 respectivamente). Siendo profesores de la Universidad de Gotinga, los despidieron en 1837 por protestar contra el rey Ernesto Augusto I de Hannover. Al año siguiente fueron invitados por Federico Guillermo IV de Prusia a Berlín, donde ejercieron como profesores en la Universidad Humboldt. Tras las Revoluciones de 1848, Jacob fue miembro del Parlamento de Fráncfor. Monumento a los Hermanos Grimm del escultor Syrius Eberle ubicado en la plaza del mercado en Hanau, Hessen (Alemania).En 1803 los hermanos Grimm conocieron en la Universidad de Marburgo (Hesse) a los románticos Clemens Brentano y Achim von Arnim, quienes despertaron en ellos el interés por los cuentos tradicionales. Jacob y Wilhelm empezaron a recopilar y elaborar los cuentos de la tradición oral en el entorno burgués de Kassel, marcado por el carácter de los hugonotes. Fue justamente de una mujer proveniente de una familia de hugonotes de quien obtuvieron gran parte de las historias recogidas en su libro Kinder- und Hausmärchen (Cuentos para la infancia y el hogar), dos volúmenes publicados en 1812 y 1815. La colección fue ampliada en 1857 y se conoce popularmente como Cuentos de hadas de los hermanos Grimm. Su extraordinaria difusión ha contribuido decisivamente a divulgar cuentos como Blancanieves, La Cenicienta, Hänsel y Gretel, La Bella Durmiente, La fuente de las hadas o Juan sin miedo. Un aspecto controvertido de este éxito es que en muchos lugares su versión escrita ha desplazado casi por completo a las que seguían vivas en la tradición oral local.Los textos se fueron adornando y, a veces, censurando de edición en edición debido a su extrema dureza. Los Grimm se defendían de las críticas argumentando que sus cuentos no estaban dirigidos a los niños. Pero, para satisfacer las exigencias del público burgués, tuvieron que cambiar varios detalles de los originales. Por ejemplo, la madre de Hansel y Gretel pasó a ser una madrastra, porque el hecho de abandonar a los niños en el bosque (cuyo significado simbólico no se reconoció) no coincidía con la imagen tradicional de la madre de la época. Los autores recogieron algunos cuentos franceses gracias a Dorothea Viehmann y a las familias Hassenflug y Wild (una hija de los Wild se convertiría después en la esposa de Wilhelm). Pero para escribir un libro de cuentos verdaderamente alemán, aquellos cuentos que llegaron de Francia a los países de habla alemana, como El gato con botas o Barba Azul, tuvieron que eliminarse de las ediciones posteriores. En 1812, los hermanos Grimm editaron el primer tomo de Cuentos para la infancia y el hogar, en el cual publicaban su recopilación de cuentos, al que siguió en 1814 su segundo tomo. Una tercera edición apareció en 1837 y la última edición supervisada por ellos, en 1857. Las primeras colecciones se vendieron modestamente en Alemania, al principio apenas unos cientos de ejemplares al año. Las primeras ediciones no estaban dirigidas a un público infantil, en un principio los hermanos Grimm rehusaron utilizar ilustraciones en sus libros y preferían las notas eruditas a pie de página, que ocupaban casi tanto espacio como los cuentos mismos, en sus inicios nunca se consideraron escritores para niños sino folcloristas patrióticos. Alemania en la época de los hermanos Grimm había sido invadida por los ejércitos de Napoleón, y el nuevo gobierno pretendía suprimir la cultura local del viejo régimen de feudos y principados de la Alemania de principios del siglo XIX. Sería a partir de 1825 cuando alcanzarían mayores ventas, al conseguir la publicación de la Kleine Ausgabe (Pequeña Edición) de 50 relatos con ilustraciones fantásticas de su hermano Ludwig. Esta era una edición condensada destinada para lectores infantiles. Entre 1825 y 1858 se publicarían diez ediciones de esta Pequeña Edición. A mediados del siglo XIX, en algunos sectores de América del Norte la colección de cuentos era condenada por maestros, padres de familia y figuras religiosas debido a su crudo e incivilizado contenido, ya que representaba la cultura medieval con todos sus rígidos prejuicios, crudeza y atrocidades. Los adultos ofendidos se oponían a los castigos impuestos a los villanos. Un ejemplo se puede ver en la versión original de Blancanieves, a la malvada madrastra se le obliga a bailar con unas zapatillas de hierro ardiente al rojo vivo hasta caer muerta. Los primeros libros ilustrados fueron hechos por los editores ingleses. Una vez que los hermanos Grimm descubrieron a su nuevo público infantil se dedicaron a refinar y suavizar sus cuentos. Los 210 cuentos de la colección de los Grimm forman una antología de cuentos de hadas, fábulas, farsas rústicas y alegorías religiosas. Hasta ahora la colección ha sido traducida a más de 160 idiomas. Los cuentos y los personajes hoy en día son usados en el teatro, la ópera, las historietas, el cine, la pintura, la publicidad y la moda. Los ejemplares manuscritos de Cuentos para la infancia y el hogar propiedad de la biblioteca de la Universidad de Kassel fueron incluidos en el Programa Memoria del Mundo de la Unesco en 2005. Tras la Segunda Guerra Mundial y hasta 1948 estuvo prohibida la venta de los cuentos de los hermanos Grimm en la zona de ocupación inglesa, ya que los ingleses los consideraban como una prueba de la supuesta maldad de los alemanes durante la guerra. La actual edición (1996 y 2004) de las versiones originales de los hermanos Grimm fue publicada por Hans-Jörg Uther.La primera tradución al español fue hecha directamente del alemán, en 1879, por Don José S. Viedma (1831-1898).

domingo, 1 de enero de 2012

Wilfred de Ivanhoe-Walter Scott (1819)

Ivanhoe (Ivanhoe) es una novela histórica del escritor escocés Walter Scott, escrita en 1819.La mayoría de los críticos coincide en que Ivanhoe revitalizó el interés del arte por la Edad media, otorgándole un valor desconocido al redescubrimiento de los misterios, leyendas e intrigas de aquel oscuro período histórico.Ivanhoe nos ubica en 1194, justo al final de la tercera cruzada, y cuenta la historia de un noble sajón en una época para nada amable con los sajones -la nobleza era, en su mayoría, de ascendencia normanda-: Wilfred de Ivanhoe.Ricardo I de Inglaterra -Ricardo Corazón de León- es capturado. Sus enemigos, naturalmente, cuentan con su ausencia para ejecutar sus intrigas. Ivanhoe, desheredado por su padre, es un ejemplo de lo que se quería ver en un caballero medieval: noble, templado, temerario, inteligente. Esta quimera bellamente utópica es quien lleva adelante las riendas de la aventura.No obstante, el protagonismo de Ivanhoe no opaca completamente a otros personajes notables de la novela, como Robin Hood -llamado simplemente Locksley- y sus Muchachos alegres (Merry men), incluidos el fraile Tuck, Alan A-Dale y el Pequeño Juan (Little John, quien es apenas mencionado). De hecho, la pintura que Walter Scott realiza sobre Robin Hood terminó siendo el parámetro aceptado para todas sus historias posteriores.Walter Scott también se las rebusca para tocar algunos tópicos muy poco frecuentes en la novela del siglo XIX: la emancipación de los judíos, por ejemplo, es sutilmente desarrollada. Pero más allá de las curiosidades que rodean a Ivanhoe, la novela es pura aventura. Su desarrollo está salpicado de pasajes vertiginosos, matizados por lagunas de anticipación e incertidumbre; las cuales jamás detienen la continuidad de la narrativa.En resumen: Ivanhoe es una historia fundamental, no sólo para comprender la evolución de la novela épica en el siglo XX, sino para disfrutar de una gran aventura en manos de un gran narrador.