martes, 9 de julio de 2013

Releer un "monumento literario", Thomas Mann : La montaña Mágica

Un sanatorio de tuberculosos en una montaña de los Alpes suizos es el escenario de La montaña mágica (Edhasa), del alemán Thomas Mann (Lübeck, Alemania 1875- Zúrich, Suiza, 1955). El periodista y escritor Fernando Delgado recomienda releer este "monumento literario que cualquier lector de buena novela conoce".


La montaña mágica retrata los ideales burgueses del siglo XIX y la desaparición de estos con el estallido de la Primera Guerra Mundial. El protagonista de la novela es Hans Castorp, un joven que acude al Sanatorio Internacional Berghof, en los Alpes suizos, para ver a su primo Joachim Ziemssen, enfermo de tuberculosis. En este lugar ingresan personas de la burguesía de toda Europa. Lo que no sabe Castorp es que una vez allí no volverá a salir hasta dentro de siete años.

En un primer momento Castorp no da mucha importancia a la visita e incluso tiene prisa por salir de allí. Todo cambia cuando se hospeda en el hospital y conoce al resto de los pacientes, con los que entabla una especial relación. Cuando llega el momento de su vuelta a casa una fiebre repentina hace que los médicos dictaminen que debe quedarse en el sanatorio por un tiempo, ante la sospecha de que haya contraído tuberculosis. Este tiempo se alargará hasta siete años, periodo que abarca la novela.


Durante la estancia de Castorp las discusiones filosóficas sobre la vida, la muerte, y los aspectos más banales del mundo se suceden. Un bohemio escritor italiano, Lodovico Settembrini, se convierte en su mentor y compañero. Solo él le intenta parar los pies ante el amor de Castorp por Madame Chauchar, una joven rusa que vive separada de su marido y que pasa todo el tiempo en sanatorios.

La novela narra el día a día de Castorp en el sanatorio alpino, su relación con los demás compañeros y las conversaciones y experiencias compartidas por todos ellos. "Es un relato lleno de vidas diversas", cuenta Fernando Delgado. Ese día a día se interrumpe cuando transcurridos siete años en el sanatorio estalla la Primera Guerra Mundial. El protagonista decide entonces abandonar el lugar y alistarse en el ejército. Es así como concluye la historia: el lector se encuentra con Castorp en pleno campo de batalla, cara a cara con la muerte que llevaba años evitando encerrado en el sanatorio.

Thomas Mann se inspiró en la estancia de su mujer, Katia, en un sanatorio de los Alpes durante 1912 para escribir esta novela. Ella misma le describió detalles del lugar y de los pacientes a través de las cartas que se intercambiaban.

La montaña mágica es un clásico imprescindible, la mejor novela de Thomas Mann. Y como apunta Fernando Delgado: "La nueva traducción de Isabel García Adánez permite recomendar su relectura".




1 comentario:

  1. Ganas de leer a Mann este verano! Hace poco leí en el blog de la ensayista Roisa Sala Rose esta curiosa historia sobre el destino de la casa de Thomas Mann durante el nazismo, espero que te parezca interesante. http://rosasalarose.blogspot.com.es/2013/02/la-casa-de-thomas-mann-y-su-singular.html

    ResponderEliminar