sábado, 29 de noviembre de 2014

Bassett de Stella Gibbons

 
 
"Este pueblucho está lleno de gente que no se casa, Quennie, de gente a la que le encanta la jardinería, jugar al bridge, escribir libros… o la música, pero que no desea unirse a nadie. Todos se quedarán aquí disfrutando de sus pasiones hasta que se mueran. Ninguno de ellos tendrá hijos ni se dejará llevar en cuerpo y alma por el río de la vida (…). Y sin embargo los aprecio. Solo tengo buenos pensamientos para ellos. No les deseo la muerte a ninguno. ¿Para qué sirven? Para nada. Y aun así los aprecio. Me dará mucha pena marcharme de aquí. Me pondré muy triste."


 

martes, 18 de noviembre de 2014

William Wordsworth , Inglaterra




" Ahora, mientras los pájaros cantan alegres melodías y los pequeños corderos retozan como si bailaran al son de un tambor, a mí me invade la pena: un lamento me brindó alivio pasajero y ahora recobro la fortaleza. Desde arriba, resuenan las trompetas de las cascadas, un dolor mío no enturbiará otra vez la primavera. Oigo los ecos que retumban en las montañas, el viento llegan hasta mí desde valles de ensueño y mi mundo interior se vuelve feliz. La tierra y el mar se entregan a la felicidad, y a mediados de mayo cada animal se siente alegre. ¡Tú, hijo de esa alegría, grita a mi alrededor, quiero oírte gritar, oh, pastor feliz!

miércoles, 23 de julio de 2014

Consejos de escritura de Jane Austen a su sobrina Anna

 

 
Jane Austen no solo fue una (gran) escritora sino que también fue una gran consejera a la hora de orientar a otras escritoras. Una de sus dos sobrinas favorinas, Anna Austen (luego Anna Lefroy), hizo sus pinitos como autora, aunque no todas las historias de las que habla con su tía Jane llegaron a nosotros. En su correspondencia (que hemos leído vía Cartas, de Jane Austen, Editadas por D' Epoca ) se pueden encontrar varios consejos para conseguir el éxito en la literatura.
¿Cuáles son los consejos de escritura de Jane Austen a su sobrina Anna?
- Jane Austen corrige los fallos de etiqueta. No se debe olvidar cómo funciona el mundo real. “Dado que Lady H. goza de un rango superior a Cecilia, no sería muy correcto decir que es ella quien debe presentarse. Es Cecilia quien debe hacerlo”, escribe. “Un médico rural jamás sería presentado a personas de su rango” (Anna se lo había presentado en su novela a un lord)
- Hay que evitar aquellas cosas que no suenan naturales o que no son plausibles. “No me gusta un enamorado que habla en tercera persona; es muy similar al estilo formal que emplea Lord Orville y creo que no es muy natural”, escribe sobre un pasaje. “He eliminado a sir Thomas del pasaje donde se dirige con los demás a las caballerizas, justo después de romperse un brazo, porque aunque tu padre salió inmediatamente después de que le colocaran su brazo dislocado, creo que es un hecho tan poco usual que aparecería muy poco natural en un libro”.
Lo mismo sucede con la geografía. ”Lyme no es bueno. Está a unas cuarenta millas de Dawlish y no se hablaría de allí” , puntualiza sobre un episodio. “Deben emplearse dos días para ir de Dawlish a Bath; están casi a cien millas de distancia”
- Habla de lugares cercanos o que conozcas bien, para así saber lo que se está diciendo. “Deja que los Portman vayan a Irlanda, pero ya que tú no sabes nada en absoluto de las costumbres de allí, harías bien en no ir con ellos”
- Los personajes deben comportarse en base a su naturaleza para mantener la coherencia. ”Una mujer que, con dos muchachas poco más que adolescentes, se translada a una zona donde no conoce a nadie excepto a un hombre con una reputación no muy buena, es una ligereza que probablemente una mujer tan prudente no cometería”.
Y sobre todo no deben ser demasiado personajes de novela. “Temo que Henry Mellis se esté convirtiendo en un personaje demasiado típico de novela, un joven hermoso, simpático, intachable, (como no se encuentran en la vida real) perdidamente eneamorado y sin esperanza alguna”. O Jane Austen contra los clichés (bien por ella).
- No hay que contarlo todo. “Pensamos que las sensaciones pueden expresarse con menos palabras”. Y también dice: “tus descripciones son a menudo más minuciosas de lo que procede. Proporcionas excesivos detalles a diestro y siniestro”
—–
Recuerda que si quieres saber más sobre Jane Austen puedes hacerte con el primero de los ebooks de Librópatas: Viajando con Jane Austen

domingo, 22 de junio de 2014

jueves, 1 de mayo de 2014

Sin nombre de Wikie Collins




Una imprevista tragedia familiar que descubre la ilegitimidad del nacimiento de las hermanas Vanstone las deja privadas de todo derecho a recibir su herencia. Solas, sin posición, sin fortuna, sin nombre, estas dos hijas de nadie afrontarán con desigual talante su inesperado destino. Mientras la mayor, Norah, acepta su destino con resignación, Magdalen, la menor, se rebela contra él y encara un peligroso camino. Sin nombre es una extraordinaria novela que combina una trama familiar de venganzas con una denuncia social: en realidad Wilkie Collins pretendía criticar una absurda ley que se aplicaba en aquella época a los hijos de padres no casados

John Keats "Estrofa"

 
Primera estrofa del poema "Estrofa", de John Keats:
 
"En las Temibles noches de diciembre, demasiado feliz, feliz árbol
Tus ramas nunca recuerdan su verde felicidad;
El norte no puede deshacerlas con un silbido lleno de cellislas
a su través;
Ni los helados deshielos evitan que florezcan en primavera"

'Los Watson', de Jane Austen



Emma Watson asiste a su primer baile. Su belleza e ingenuidad harán que todas las miradas se centren en ella. ¿Es eso la felicidad para una joven en la Inglaterra previctoriana...? Con este pretexto, Jane Austen nos habla de nuevo de la condición de la mujer de su época, de su limitado papel en la sociedad y de su falta de recursos propios.  

"Una tras otra, empezaron a llegar jóvenes vestidas con gran elegancia (acompañadas de las respectivas señoras de compañía), seguidas de algún que otro caballero que, de no estar lo bastante enamorado para acercarse a alguna de esas hermosas criaturas, parecía encantado de escapar al salón de juego."

Jane Austen Silhouette Cookie Cutter




martes, 15 de abril de 2014

El profesor de Charlotte Brontë

William Crimsworth, en su voluntad de independencia, desprecia la tiránica protección de sus parientes y se embarca hacia Bruselas, donde consigue un puesto de profesor de inglés en un internado y debe elegir entre las atenciones de la brillante y astuta directora y la tímida admiración de una joven huérfana que, como él, lucha por superarse y salir de la pobreza.
La ética del trabajo articula el ideario de la novela, pero en ella destaca asimismo el solitario y doloroso empeño por conservar la fidelidad a los propios principios en un mundo opresivo y prejuicioso, regido por el disimulo, la vigilancia y la afectación.

sábado, 5 de abril de 2014

La muerte llega a pemberley- P.D James


La BBC estrenará las tres partes que componen la adaptación televisiva de la novela de P.D. James, 'Death comes to Pemberley' ('La muerte llega a Pemberley').

La serie continuará la historia de 'Orgullo y Prejuicio', la novela de Jane Austen, que ha sido adaptada con éxito por la televisión pública británica.

'Death comes to Pemberley' cuenta la historia de cómo serían Elizabeth Bennet y el señor Darcy años después, con un asesinato de por medio.



No se lo dije al jardin -Emily Dickinson

Las laderas de las montañas

no deben saberlo, dónde

yo tanto he jugado, ni decirlo

a los cariñosos bosques el día que me vaya,

ni susurrarlo en la mesa,

ni desprevenidamente en el camino

sugerir que dentro de un acertijo

alguien se encaminará hoy. "

jueves, 3 de abril de 2014

En la orilla...



Ella, intranquila, cerca de la orilla, mirando hacia el horizonte con sus pensamientos absortos. Su corazón latiendo a una velocidad inexplicable.


Le amaba, no podía evitarlo, recordaba cada paseo a su lado cogidos de la mano, el susurrandola lo importantante que era para el. Hacía frío se cubrío y siguio andando, en silencio....

Emma -Jane Austen

Emma Woodhouse
" Emma Woodhouse, bella, inteligente y rica, con una familia acomodada y un buen carácter, parecía reunir en su persona los mejores dones de la existencia; y había vivido cerca de veintiún años sin que casi nada la afligiera o la enojase. Era la menor de las dos hijas de un padre muy cariñoso e indulgente y, como consecuencia de la boda de su hermana, desde muy joven había tenido que hacer de ama de casa. Hacía ya demasiado tiempo que su madre había muerto para que ella conservase algo más que un confuso recuerdo de sus caricias, y había ocupado su lugar una institutriz, mujer de gran corazón, que se había hecho querer casi como una madre. La señorita Taylor había estado dieciséis años con la familia del señor Woodhouse, más como amiga que como institutriz, y muy encariñada con las dos hijas, pero sobre todo con Emma. La intimidad que había entre ellas era más de hermanas que de otra cosa. Aun antes de que la señorita Taylor cesara en sus funciones nominales de institutriz, la blandura de su carácter raras veces le permitía imponer una prohibición; y entonces, hacía y a tiempo que había desaparecido la sombra de su autoridad, habían seguido viviendo juntas como amigas, muy unidas la una a la otra, y Emma haciendo siempre lo que quería; teniendo en gran estima el criterio de la señorita Taylor, pero rigiéndose fundamentalmente por el suyo propio. Lo cierto era que los verdaderos peligros de la situación de Emma eran, de una parte, que en todo podía hacer su voluntad, y de otra, que era propensa a tener una idea demasiado buena de sí misma; éstas eran las desventajas que amenazaban mezclarse con sus muchas cualidades. Sin embargo, por el momento el peligro era tan imperceptible que en modo alguno podían considerarse como inconvenientes suyos. Llegó la contrariedad -una pequeña contrariedad-, sin que ello la turbara en absoluto de un modo demasiado visible: la señorita Taylor se casó. "



The Jane Austen Book Club

Emily Blunt como Prudie

Jane Austen

"Is not general incivility the very essence of love?"
-Jane Austen

"¿No es falta de civismo en general la esencia misma de amor?"

 
-Jane Austen

The Jane Austen House Museum

Un Manuscrito y una Primera edición "Orgullo y Prejuicio -Jane Austen

lunes, 31 de marzo de 2014

Virginia Woolf


“…pudo deducir Flush, antes de terminar el verano, que no existe igualdad entre los perros: unos son de clase alta, y otros, de baja clase. ¿A cuál pertenecía él, pues? En cuanto llegó a casa, se examinó cuidadosamente en el espejo. ¡Gracias a Dios, era un perro de muy buena cuna! Su cabeza era de líneas suaves; sus ojos, prominentes pero no saltones, y sus patas, forradas de pelo largo y fino.”



Flush-Virginia Woolf

domingo, 30 de marzo de 2014

Jane Austen " Piano favoritos"

Un ligero y agradable selección de piezas para piano;. Algunos seleccionados de propios manuscritos de Jane Austen, otros favoritos populares de la época propia Jane era una pianista amateur - de acuerdo a su sobrina, ella jugó cada mañana antes del desayuno, aunque a diferencia de algunos de sus heroínas , "nunca fue inducida ... para jugar en compañía." La música se lleva a cabo en los pianos que datan de principios del siglo XIX, dando a esta grabación una sensación única auténtica. (Austen-fan hecho - el piano Broadwood utilizado aquí aparece en la famosa producción de la BBC de Orgullo y prejuicio).






viernes, 28 de marzo de 2014

Un raro ejemplo de biblioteca andante en Ramsgate, Reino Unido

Cuando se abrió la puerta (Cuentos de la Nueva Mujer 1882-1914)


En el siglo XIX por primera vez en la historia de la literatura pudieron leerse relatos protagonizados por mujeres escritoras, periodistas o detectives, que ejercían la medicina o administraban un banco; mujeres que abandonan, sin caer en el melodrama, a sus maridos, o que veían la muerte de estos  como una liberación. La crítica a la sumisión era por primera vez feroz, y tan convencida que, en algún caso, hasta se permitía ser magnánima. El lector reconocerá nombres como los de Willa Cather, Edith Wharton, Katherine Mansfield, Virginia Woolf, Thomas Hardy, Arthur Conan Doyle o Henry James, al tiempo que descubrirá otros como Constance Fenimone Cooper, Ella D'Arcy, Mabel E. Wotton o Ada leverson.

jueves, 27 de marzo de 2014

El trabajo de conservación en el texto de Jane Austen en West Dean College




El departamento de Libros de Conservación de West Dean College ha sido el encargado de trabajar en una rara pieza de texto manuscrito de Jane Austen, y pegado en una primera edición de las Memorias de Jane Austen (1870) un libro escrito por el sobrino de Jane, James Edward Austen Leigh .

El trozo de texto se adjunta a una carta, con fecha de 1870, de Austen Leigh a un amigo en el clero, el propietario, según se cree, del libro. Los estudiantes en los Libros de Conservación y Materiales Biblioteca programa de West Dean apoyarán David Dorning, el líder del programa en el proyecto. El trozo de papel contiene parte de un sermón sobre 'hombres y la oración' copiados en la propia mano de Jane Austen en 1814. Es un tema discutido Jane en su novela Mansfield Park publicado en el mismo año. Jane Austen a menudo ayudaba a su hermano El Rvdo. James Austen en la copia de sus sermones.

Una sombra de más de escritura a mano se puede ver en el reverso de la hoja de papel y conservadores en West Dean trabajará en la liberación y limpieza del papel encolado para revelar el texto en ambos lados. El trabajo de conservación también se llevará a cabo en el libro de tapa dura para reparar grandes daños a la columna vertebral. El libro, que contiene la letra y desechos de texto, fue comprado recientemente por la Casa Museo de Jane Austen en Chawton, con la ayuda de fondos de la Sociedad de Jane Austen. Se presentarán en una exposición en la Casa Museo de Jane Austen a finales de este año para celebrar el bicentenario de Mansfield Park .







miércoles, 26 de marzo de 2014

Lousia May Alcott "Las mujercitas se casan"


Louisa May Alcott

Las mujercitas se casan (fragmento)

" La mano fue retirada con tanta rapidez como había aparecido sobre el papel y hubo, en aquel eco del deseo de la muchacha, energía suficiente como para complacer aun a la exigente Amy. Ésta lo miró con una nueva idea en la cabeza... pero el muchacho estaba recostado con el sombrero tapándole media cara, como para protegerse del sol; así que Amy sólo vio que el pecho se alzaba y bajaba como inspirando, mientras la mano que llevaba aquel anillito se escondía entre el pasto como ocultando algo demasiado sagrado o tierno para servir de comentario. En un minuto tomaron forma y significado a los ojos de Amy mil insinuaciones e insignificancias que le dijeron lo que su hermana jamás le había confiado. Recordó, por ejemplo, que Laurie no hablaba nunca voluntariamente de Jo, también la sombra que había caído sobre su rostro hacía un momento, así como el cambio general de su carácter... y ahora, ver que seguía usando aquel anillito que por cierto no constituía ningún adorno para una mano elegante... Ya antes había pensado Amy muchas veces que alguna pena de amor estaba en el fondo de todo aquel cambio operado en Laurie, y ahora estaba segura. A la sensible muchacha se le arrasaron los ojos de lágrimas y cuando al fin pudo hablar de nuevo lo hizo con aquella voz que podía ser bellamente suave y cariñosa cuando ella quería:

-Sé que no tengo derecho a hablarte así, Laurie, y si no fuese que tienes el carácter mejor del mundo, te enojarías conmigo. Pero todos te queremos tanto y estamos tan orgullosos de ti que no pude soportar la idea de que se sintiesen defraudados por ti allá en casa, como lo estaba yo aquí, aunque quizá ellos comprenderían mejor ese cambio de lo que lo comprendo yo.

-Creo que sí -fue lo que se oyó decir por debajo del sombrero, sombría y severamente tan conmovedor como hubiese sido en tono dolorido.

-Debieron advertírmelo y no dejar que te hiriera regañándote, cuando debí ser más cariñosa y paciente que nunca... ¡Jamás me gustó esa señorita Randall y ahora la detesto!... -agregó la astuta Amy, deseando de una vez por todas verificar la verdad de los hechos.

-¡Al diablo con la señorita Randall! ...

-¡Perdón, yo creí!... -dijo Amy, deteniéndose allí con diplomacia.

-No, Amy, sabías perfectamente que nunca quise a nadie más que a Jo -dijo entonces Laurie, con su tono impetuoso de antes y volviendo la cara al decirlo.

-Sí, claro que lo creía... Pero como nunca nadie dijo nada y te viniste a Europa pensé que me había equivocado... Y ¿qué pasó, en realidad? Jo te quería tanto...

-Fue muy buena conmigo... y me quiere, pero no del modo que la quiero yo, y, por un lado, tuvo suerte de no amarme como yo a ella, si es que soy el tipo inútil que tú me crees. Pero es por culpa de ella que estoy así, y se lo puedes decir... Al hablar así volvió a vérsele la mirada dura y amarga y Amy se afligió mucho porque no sabía qué bálsamo aplicar a esa clase de herida.

-Estuve mal, pero no puedo evitarlo y sigo creyendo que debías sobrellevarlo mejor, Teddy querido.

-¡No digas eso; ese es el nombre que ella me da! -y Laurie tapó la boca de Amy para impedir que siguiese hablando en el tono mezclado de bondad y de reproche que era tan característico de Jo-. Y en cuanto a sobrellevarlo mejor... espera que te pase algo así... -agregó en voz baja, arrancando la hierba a puñados. "



sábado, 22 de marzo de 2014

En casa con la Austens


 
Durante los meses de verano los floreros se pueden llenar con el mismo tipo de flores que se cultivan en el jardín (Rose del Boticario) cuando Jane Austen vivió allí. El jardinero, ha tenido mucho cuidado para asegurar que las viejas variedades de rosas que Jane Austen pudo haber conocido todavía se cultivan en el jardín que rodea la casa.